No descansa en paz

This reading was recorded for Phonodia in Buenos Aires, on the 10th of December 2014.

Read by Ana Arzoumanian on 10 December 2014

No descansa en paz

No descansa en paz.
Ponen crisantemos
en su cámara oscura,
la llave en el escondrijo.
No duerme, no descansa,
no termina de morir.
Se vence el armazón
y se confunde con la tierra.
Al pie del hoyo rezan,
limpian las losas del pudridero
y la vuelven a matar.
No descansa en paz.
En los ojos de los hijos
se quema un túmulo de odio
que no cava niñerías.
En el hornillo hasta la ortiga sangra.
Y no es una equivocación,
la que ahí yace muerta
todavía no murió.
Firmes manos que rocían las cenizas
aprietan la amasadura, cortan mi pan.

from El ahogadero (Tsé-tsé: Buenos Aires, 2002).

Share this Poem with your co-workers or friends