2001

Non, la Terre n’est pas ronde

Non, la Terre n’est pas ronde
Si la Terre était ronde
Cela se verrait
Cela se saurait
Si la Terre était ronde
Il n’y aurait pas, d’un côté,
Quelques-uns tout en haut,
Et les autres, la plupart des autres,
En bas,
Souvent même tout en bas...
Si la Terre était ronde
Aucun pays
Ne pourrait se dire
Le centre de la Terre
Car tous seraient au centre.
Et tous les hommes
Tout autour de la Terre,
Seraient logés à la même enseigne.
Mais ce n’est pas le cas
Et la Terre va de travers
Parce que la Terre n’est pas ronde.
En tout cas,
Pas encore.

De élite

En la puerta, y en dorado, un letrero
inequívoco: ÉLITE.
La habitación, excelsa y de gran lujo.
En el comedor, servicio completo
con vajilla de orquídeas moradas
para cuatro invitados de postín.
Las vistas, majestuosas. Exquisito
el servicio. Ni un detalle en el deseo.
Todo a la atención del huésped,
inequívoco también en su intachable condición.
De élite. Todo fue de élite.
Incluida la soledad.

El mejor empeño

Pensé arrojar tu fotografía,
tu idolatrada fotografía,
al jardín, para que rodase
perdida en el mayor
anonimato, tal vez pisada
por algún niño risueño
u orinada por el perro
del vecino.
Luego consideré que ese gesto
perpetuaba en su trazado
imaginario un destino
demasiado singular
para tu imagen adorada.
Preferible dejarla intacta
en mi cartera
y esperar a que ese día
llegue, en que al mirarte
no te vea.

Al rabino

Reza el Talmud:
"No todos los días sucede un milagro"
Yo añado:
Cuando sucede,
se filtra de tal modo en cada una
de las auras que habitas,
que imposible resulta no ver
en cada día que te habita
un nuevo y un mismo milagro.

Lo fugaz

¿Por qué es enemigo mi pensamiento
de lo inmediato? ¿Por qué se demoran
las inquietudes, los sueños se atoran
y huyen, se traba infausto el movimiento,
súbita declina la acción, mi aliento
se sume en el altar donde se adoran
dioses postergados? ¿Por qué atesoran
mis ojos el más lejano alimento
y no la dicha del ahora que es hoy
y es forma palpable, tierna y fugaz,
tesoro vivo en el cáliz que tiento,
enramada fresca en el aire que soy
y siento, palabra clara y audaz?
¿Por qué es enemigo mi pensamiento?

La partitura

Diestras son las manos y veloces, cuando
el organista emprende itinerarios del sonido.
Toda la tensión del cuerpo hace presa en los acordes,
sobre modulaciones, y entre las armonías.
Incluso la presión inquieta de sus pies
hace pensar, al arrobado espectador, que nada
será ajeno; ni una fibra, ni una arteria,
ni siquiera aquella célula que pronta está a expirar
escaparán a su atención febril, que alimenta
y que cautiva en plenitud todo su ser. Lo verás
como el perpetuo esclavo en la aventura que vendrá.
La aventura que trazó otra mano aún más diestra:
partitura hecha de símbolos eternos
y de una entonación universal. Y así, el artista
se aprisiona con el fin de liberar la nota muerta,
el silencioso pentagrama que hace entrega
de sus dones al oficiante consumado.

No imagino una manera más rotunda de hallar
una metáfora a mi búsqueda perpetua.
Son las manos que presiento sobre el cuerpo
adormecido. Es la ofrenda, el ofertorio,
el silenciado contrapunto que mi espíritu atesora
y que espera enriqueciendo el pentagrama de mi vida.
Sin saber si ha de llegar aquel artista
que interprete, absorta su mirada en mis acordes,
los fraseos musicales que forjé y dejé descritos
bajo claves, armaduras y furtivas variaciones.
A la intensa partitura que inventé con entusiasmo
y con pasión, y que hoy reposa en el atril
de la destreza.

Marzo o la voluntad afirmativa

Prométeme una cosa.
Durante este mes que hoy comienza
te olvidarás de mis traiciones,
de mis desprecios, de la impostura
de quererte cuando me alío
a los enemigos que te invaden,
dulce amiga, que te aterran.
A cambio yo te aseguro
que mi voz se escuchará colmada
y que la energía presidirá
todos mis actos, de tal modo
que los otros, en perpetuo desconcierto,
sospechen que todas las zozobras
naufragaron cuando Marzo nos guiñaba
su ilusión. Acudirás presta
a las horas de tedio, y ese hastío
no hará mella en tu promesa.
Cruzarás las humedades sin pensar
que son la última expresión
de lo maldito, y te mostrarás espléndida
y prendida en el encanto de la piedra
que te guía.
Por mi parte,
te prometo no descender más al
Sur del desconsuelo, ni frecuentar
las antesalas ominosas de la
desesperación. Vagaré por malecones
y besaré todas las bocas que me
ofrezcan arrebatos. Y al regreso
me verás elevarlas al altar
de la piedad. Presidirá entonces,
mi dulce amiga, la alegría soberana
nuestros treinta y un rostros de Marzo.
Y en sus noches nuestro pacto
volcará en cantos fecundos su razón
sensible, al proclamar,
tras tantos meses de humedad,
la voluntad afirmativa.

Partida a partida

I
Sin ropa se nace,
se brota

desnudo se llega:
----------partida a partida.

II

No tener adónde ir
---------no es que nadie nos espere,

es no tener dónde regresar:
---------------------------la muerte es nacer afuera.

П. В. (Peter Vail)

Цыганка ввалится, мотая юбкою,
В вокзал с младенцем на весу.
Художник слова над четвёртой рюмкою
Сидишь — и ни в одном глазу.

Еще нагляднее от пойла жгучего
Все-все художества твои.
Бери за образец коллегу Тютчева —
Молчи, короче, и таи.

Косясь на выпивку, частит пророчица,
Но не содержит эта речь
И малой новости, какой захочется
Купе курящее развлечь.

Играет музычка, мигает лампочка,
И ну буфетчица зевать,
Что самое-де время лавочку
Прикрыть и выручку сдавать.

Шуршат по насыпи чужие особи.
Диспетчер зазывает в путь.
А ты сидишь, как Меншиков в Березове, —
Иди уже куда-нибудь.